Exámenes Cambridge para niños

Exámenes Cambridge para niños: ¿Qué son los exámenes Young Learners de Cambridge?

Los Exámenes Cambridge para niños son exámenes de inglés para niños entre 7 y 12 años concebidos para motivar su esfuerzo y su progreso. Tienen un enfoque divertido y ameno por lo que no sólo incentivan a los niños para mejorar, sino que los entrena para mejorar sus resultados en el futuro cuando se enfrenten a los exámenes de los siguientes niveles. Hay tres niveles: Starters (pre A1), Movers (equivalente al nivel A1 del MCER) y Flyers (equivalente al nivel A2). El último tiene el mismo nivel que el Key English Test (KET) pero se diferencia en el enfoque ya que el primero está diseñado especialmente para niños de primaria y el segundo para adolescentes.

Exámenes Cambridge para niños

Exámenes Cambridge para niños

¿Qué ventajas tiene realizar Exámenes Cambridge para niños?

•  En los Exámenes Cambridge para niños todas las pruebas siguen el mismo formato, facilitando la superación de los distintos niveles.

•  Los alumnos ponen sus conocimientos a prueba y se fijan metas a alcanzar. Permiten a los niños seguir un camino claramente marcado para progresar en su aprendizaje.

•  Constituyen una herramienta que permite a los chicos, disfrutar aprendiendo. Al mismo tiempo que desarrollan su autoconfianza y sus destrezas lingüísticas (comprensión y expresión escrita, comprensión y expresión oral).

•  Las pruebas de los Exámenes Cambridge para niños se desarrollan en un ambiente distendido y están pensadas para ser una experiencia positiva y enriquecedora. Porque todos los candidatos presentados consiguen su certificado

Y muchos más factores que le ayudarán en su futuro…

•  Un alumno que ya se ha examinado de algún nivel inferior a los “niveles adultos” elimina el factor sorpresa cuando tiene que examinarse de estos. El miedo a “¿qué me voy a encontrar?”. “¿cómo es la organización de un examen oficial con tantos candidatos?”. “¿qué impresiones y necesidades se me van a plantear durante el examen?” Estas son cuestiones que las tienen ganadas cuando ya las conocen.  Así en el momento en el que decida presentarse a un examen de nivel, PET (B1), First (B2) etc. su mente irá realmente enfocada al contenido del examen, no al entorno que lo rodea. Ya que será algo “familiar”.

• En la prueba de comprensión auditiva, las grabaciones de audio se reproducen dos veces. Si en la primera escucha no se capta todo, habrá otra oportunidad para volver a oír las respuestas. Lo más importante no es demostrar destreza en colorear o en dibujar. Sino identificar las partes del dibujo que sean relevantes, utilizar el color adecuado y conseguir que lo que se dibuje sea reconocible.

• En la prueba de lecto-escritura es importante que la caligrafía sea clara. Las respuestas que hay que escribir son por lo general muy cortas. A menudo solamente hay que copiar palabras sueltas a partir de una selección. O bien de elementos de un texto, de modo que no es necesario escribir oraciones completas.

• En la prueba de expresión oral, los examinadores serán atentos y amables. Todos cuentan con mucha experiencia y procurarán que los candidatos se sientan cómodos.

¿Cómo se puntúa el examen?

Todos los candidatos presentados a los exámenes de Cambridge English: Young Learners reciben su certificado acreditativo. Por lo que ningún candidato suspende ni aprueba un examen. Se trata de que todos los niños que realicen estas pruebas tengan la sensación de que han conseguido un importante logro. En los certificados, a cada candidato se le asignan escudos acreditativos para cada prueba. Comprensión Auditiva (Listening), Lectoescritura (Reading & Wring) y Expresión Oral (Speaking).  La puntuación máxima en cada apartado es de cinco escudos. Lo que se refleja resaltándolos gráficamente.

Exámenes Cambridge para niños

Exámenes Cambridge para niños

Cuando solamente se asigna un escudo, quiere decir que la prueba se ha realizado, pero que es necesario mejorar mientras que cinco escudos destacados implican que esa prueba en concreto, se ha realizado muy bien.

Si la puntuación total es de 10 o más escudos, será indicativo de que el candidato está en disposición de empezar a preparar ya su siguiente nivel de examen de Cambridge English.

¿Qué periodo de validez tienen los Exámenes Young Learners de Cambridge?

Estos Exámenes Cambridge para niños no caducan, es decir, tienen validez permanente.

¿Por qué exámenes YLE de Cambridge y no otros exámenes?

A nivel europeo, todos los Exámenes Cambridge para niños cumplen estrictamente los requisitos establecidos por el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCERL o CEFR). Por otro lado, siguen unos criterios internacionales, por lo que el certificado tiene reconocimiento en todo el mundo. Además, está aceptado por más de 20.000 universidades, lo que permitirá a tus hijos tener todas las puertas abiertas en su futuro académico, a nivel nacional e internacional. Además, Cambridge English es el mayor organismo de titulación de inglés como segunda lengua lo cual, implica garantía de experiencia y calidad.

¡Síguenos en facebook y no te pierdas nada de lo que hacemos!